Volver a la sección de Niños
Artículos de interés

Ayudando a los niños a enfrentar el cambio

Liga permanente

Etiqueta: comportamiento, bebés y niños pequeños, lidiar con cambios

¿Has notado alguna vez cómo el cambio afecta a tus hijos? Muchos niños se enfrentan a una notable cantidad de cambios durante sus primeros años, desde cambios enormes como la separación de la persona más importante en su vida –cuando la madre o el padre regresan a trabajar– hasta pequeños cambios como que su programa favorito de CBeebies dejó de salir a la hora esperada.

Cosas como irse de vacaciones, comenzar en una nueva guardería, cambiar de casa –que los adultos podemos llegar a considerar como emocionantes– a menudo pueden generar verdaderas inestabilidades en los niños. Y de repente podemos notar que se vuelven más “traviesos”, que se molestan con más facilidad y a veces experimentan una regresión a conductas que habían dejado ya atrás.

¿Por qué el cambio afecta tanto a los niños?

Según la psicóloga infantil Laverne Antrobus, la rutina es importante para los niños porque le transmite seguridad y seguridad: saber que las cosas van a suceder de una manera particular hace que se sientan en control.

Como adultos, podemos hacer frente al cambio de una mejor manera, porque podemos anticipar cómo será ese cambio averiguando de antemano todo cuanto queramos saber de él y mediante experiencias previas que hayamos tenido podemos imaginar cómo será.

Por lo general, los niños pequeños no cuentan con el dominio del lenguaje y el entendimiento que les ayude a anticipar cómo será ese cambio; solo tienen experiencias muy limitadas como punto de referencia, por lo que, incluso, lo cambios en apariencia pequeños pueden poner su mundo patas arriba.

Lo maravilloso del desarrollo es que a medida que un niño se hace mayor va desarrollando su propia capacidad para manejar las situaciones.

Enfrentar un cambio como el inicio en la guardería puede sentirse muy duro mientras ocurre, pero una vez que el niño se da cuenta de que no fue tan difícil como pensaba y que sobrevivió sin problema, eso significa que los desafíos por venir ya no parecerán tan duros y sentirá que va a poder sobrevivir a ellos.

Consejos de los expertos para ayudar a los niños a lidiar con el cambio

Mantengan rutinas

Tener rutinas es muy útil para los niños, especialmente tener una rutina para dormir: que suceda a la misma hora y en el mismo orden todos los días.

Esto les permite saber que, aunque cambien otras cosas en su vida, hay cosas que –pueden confiar– sucederán siempre igual. Contar con un momento de tranquilidad al final del día con alguno de sus padres, cara a cara, les da a los niños la oportunidad de poder hablar de las cosas que les suceden, en un entorno seguro y por encima de cualquier preocupación.

Mantén la calma y sé consistente

Es más fácil decirlo que hacerlo, por supuesto, sobre todo si el cambio que les está afectando te preocupa a ti también. Sin embargo, si tu hijo ve que puedes mantener la calma y eres consistente, esto les enviará una señal de que tú puedes hacerle frente a las cosas que están cambiando y, por tanto, él no tiene de qué preocuparse.

Puede ser tentador “compensar” las cosas difíciles que les están pasando perdonándoles conductas que no tolerarías normalmente. En realidad, los niños se sentirán más seguros si no haces esto y mantienes los límites firmes en su lugar. Esto permitirá a los niños saber que tú sigues siendo la misma persona y que las mismas cosas siguen siendo importantes.

No dejes de hablar con él

Cuanto más prepares a tu niño para el cambio que está viviendo, más fácil será para él lidiar con esto.

También necesitas dar tiempo a los niños para que hagan las preguntas que necesitan hacer y para que hablen de sus preocupaciones luego de que ocurra el cambio. A menudo los niños parecen estar bien al momento del cambio y luego es que se empieza a notar que el impacto parece haberlos afectado.

Anda siempre preparada

La preparación es fundamental. Por ejemplo, si el niño está empezando en una nueva guardería, practicar el trayecto de ida y vuelta antes de comenzar, y hablar de lo que comerá en el almuerzo les ayudará a saber qué esperar.

Las fotos e imágenes pueden ser muy útiles para los niños pequeños: cosas como hacer un cronograma en caso de mudanza de casa, con fotos de la casa vieja y de la casa nueva y la secuencia en que van a suceder los acontecimientos. Pega ese cronograma en la pared, de modo que puedan tener un recordatorio visual de lo que va a pasar y cuándo.

**Cuando cambia el programa de TV favorito de tu hijo **

Los niños magnifican las rutinas y ritmos del día. Instintivamente saben cuándo es la hora de un determinado programa de televisión que quieren ver, ya que, por ejemplo, suelen ponerlo justo antes del almuerzo, y cuando esto no sucede, puede resultar muy inquietante para ellos.

En CBeebies comprendemos que estos cambios pueden realmente afectar a los más pequeños, así que tratamos de dar aviso a los padres cuando ocurren grandes cambios en la programación.

El cambio y los niños con autismo

En algunos niños, en particular aquellos en el espectro autista, los cambios inesperados en la rutina pueden ser especialmente difíciles de manejar. Para muchos niños con trastornos del espectro autista, la información puede ser procesada y retenida con mayor facilidad si se presenta visualmente, por lo que el uso de herramientas como horarios con imágenes e historias sociales puede ayudarlos mucho a prepararse para entender los cambios en sus vidas.

Las historias sociales son breves descripciones de una situación, evento o actividad en particular, e incluyen información específica acerca de qué esperar en esa situación específica y por qué.