Volver a la sección de Niños
Artículos de interés

Los niños y las tabletas: los primeros diez pasos

Liga permanente

Etiqueta: comprender el mundo, preescolares

Las tabletas se han vuelto cada vez más populares y en muchos hogares hay al menos una. Pero, ¿cómo saber cuándo y cómo debe comenzar un niño a usarlas?

Hemos trabajado en conjunto con el proyecto de investigación Tecnología y Juegos para crear 10 recomendaciones que te ayuden a sentirte más confiada al momento de introducir a tu pequeño en el mundo de las aplicaciones (apps) en las tabletas y teléfonos. El proyecto también ha desarrollado una guía útil para ayudar a los padres a elegir y utilizar las apps con sus preescolares.

Puedes [leer aquí la Guía para Padres](http://www.techandplay.org/TAP_Parents Hand Out.pdf). 

1. Dale a conocer las tabletas cuando sea el momento adecuado para ti y para él

Por supuesto, la gran pregunta aquí es: “¿Cuándo es el momento adecuado?”. No hay una respuesta única a esa pregunta, pues el momento adecuado es diferente para cada niño.

En algunas familias, el primer contacto de un niño ocurre durante las conversaciones por Skype o Facetime con los padres y otros miembros de la familia. Por lo general así es cómo nace el interés de los niños. De igual modo, el uso de las tabletas por parte de los hermanos mayores hará que el acercamiento sea inevitable.

Las tabletas se están convirtiendo rápidamente en una parte integral de nuestras vidas diarias, y no es factible pensar que, en los hogares donde hay alguna tableta, los bebés y los niños no la tocarán ni se interesarán en ella sino cuando crezcan. Por lo tanto, lo mejor es ir pensando en cómo acercar al niño a la tableta de una forma en la que tú tengas el control.

Las tabletas pueden ser beneficiosas para los niños si se usan apropiadamente. El uso selectivo de las aplicaciones –y usarlas junto a los padres– puede estimular el juego y la creatividad, lo cual es importante para el aprendizaje. Además, es importante señalar que el uso de la tableta para los menores de dos años debe estar más limitado que para los niños de dos y más años.

2. Utiliza la tableta junto a tu niño

Como con cualquier otro nuevo recurso, tu niño necesitará ayuda para entender cómo utilizarlo y qué puede hacer con esto, así que desde el principio siéntete en libertad de usar la tableta junto a niño.

Las investigaciones muestran que el uso de medios supervisado por adultos es más beneficioso para los niños que el uso de medios de manera independiente, sobre todo en los determinantes primeros años. Naturalmente, es inconcebible pensar que puedes estar junto al niño todo el tiempo, pero mientras más lo hagas durante los primeros meses y años, más sólido será el aprendizaje sobre cómo usar la tableta independientemente.

Aquellos que usan tabletas con su bebé, comiencen por sostenerla como si se tratara de un álbum de fotos, con tu niño en tu regazo y la pantalla en frente de ambos. De esa manera, el niño tendrá un contacto íntimo contigo y tendrá una guía segura de cómo empezar a usar las tabletas.
Como los niños pequeños exploran su mundo a través de los sentidos, es probable que ellos mismos quieran sostener la tableta –incluso morderla– desde el principio. Aunque se debe tratar que los niños se sientan a gusto con la tecnología, no permitas que ellos crean que pueden hacer lo que quieran con la tableta. Tienen que aprender a respetar los equipos.

Una vez que tu niño desarrolle las habilidades para usar la tableta, él o ella querrá probar esas habilidades usándolas de manera independiente, y ese uso único, exclusivo, será beneficioso. Esto, por supuesto, no significa que tú debes dejar de usar la tableta junto con tu niño: si los guías con respecto a la utilización de la tableta –cuándo te toca usarla a ti, cuándo a él o ella–, eso será una garantía de que seguirá aprendiendo. Además, jugar con tu niño en una tableta puede ser divertido para ambos.

3. Desarrolla rutinas para el uso de la tableta

El desarrollo de rutinas para el uso de la tableta ayudará a tu hijo a desarrollar habilidades de autocontrol, lo que significa que ya puedes sacarte de encima los problemas que enfrentan algunos padres con niños que no quieren apagar el dispositivo.

Mantener la tableta en un lugar seguro y ponerlo en ese mismo lugar todos los días le ayudará con esto. Recuérdale a tu niño no poner bebidas cerca de la tableta para evitar que se moje de manera accidental. Tampoco permitas a tu niño que arroje la tableta cuando se sienta frustrado –o por pura curiosidad. Todo esto significa que tienen que aprender a cuidarla.

Adicionalmente, establecer horarios regulares para el uso de la tableta cuando el niño tenga la edad suficiente para entender, le ayudará a fomentar el autocontrol. Si un niño sabe que sólo puede usar una tableta durante un tiempo determinado en la mañana y en la tarde o noche, esto puede llegar a ser algo habitual y autorregulado. Esto no significa que no se debe ser espontáneo en el uso de la tableta: como siempre, utiliza tu instinto paternal en esto.

4. Elige las aplicaciones apropiadas para tu niño

Hay muchas aplicaciones para los bebés y niños pequeños en App Store, Play Store y otras tiendas, y puede ser algo difícil saber por dónde empezar.

Para los niños muy pequeños, se recomiendan las aplicaciones que promueven los juegos sensoriales (sonido, visión y tacto) y desarrollan las primeras habilidades, como la comprensión causa-efecto y la coordinación mano-ojo.

Aunque hay muchas aplicaciones con canciones de cuna y rimas infantiles en el mercado, lo mejor es echar un vistazo a algunas se hacen fuera del Reino Unido y que pueden contener palabras y frases que no son familiares para los niños. Las aplicaciones que contienen juegos favoritos como peek-a-boo son atractivos, al igual que las aplicaciones que permiten que los niños se familiaricen con los objetos cotidianos.

Las aplicaciones abiertas, que no requieren de resultados preestablecidos, pueden fomentar el juego y la creatividad. A los niños también les gustan las aplicaciones que pueden motivarlos a cumplir sus rutinas diarias, como cepillarse los dientes. Algunas aplicaciones permiten que los niños puedan personalizarlas y que su fotografía pueda ser insertada en la historia, y así sucesivamente. También son atractivas, por supuesto, las aplicaciones que reflejan los propios intereses de los niños, ya sea personajes de la televisión, animales, dinosaurios y/o automóviles. Mantener aplicaciones de los niños en su propia carpeta en el escritorio de la tableta puede fomentar la independencia y también refuerza la idea de que algunas aplicaciones no son para ellos.

Aunque es poco probable que los niños muy pequeños utilicen aplicaciones que les dan acceso en línea sin tener un adulto a su lado, lo mejor es desarrollar estrategias de seguridad desde el comienzo. Para recibir asesoría en el manejo de temas de seguridad, vea los consejos y recursos en el sitio web Internet seguro Reino Unido.

Recientemente hemos culminado un proyecto de investigación que analizó hasta dónde las aplicaciones promueven el juego y la creatividad en los niños en edad preescolar. Hemos elaborado un folleto para los padres que ofrece orientación adicional para la escogencia de las aplicaciones, el cual puede ser descargado aquí.

5. Asegúrate de estar totalmente familiarizado con las aplicaciones que usa su hijo

Una vez que hayas descargado una aplicación, tómate un tiempo para conocerla a fondo y para estar segura de lo que puede y no puede hacer, así estarás en capacidad de apoyar a su hijo de manera efectiva. Si a ambos les cuesta mucho trabajo conocer una aplicación –a la misma vez–, esto podría conducir a una frustración conjunta.

6. Piensa en las aplicaciones como si fueran juguetes o libros

Esto puede sonar un poco raro. Los juguetes y los libros han existido por generaciones, sin embargo, las aplicaciones son un fenómeno reciente. ¿Cómo pueden ser comparados?

No estamos sugiriendo que son lo mismo, por supuesto, dado que los juguetes y los libros son objetos físicas y tu hijo puede tocarlos y sostenerlos, en tanto que las aplicaciones son virtuales. Eso no significa, sin embargo, que las aplicaciones sean necesariamente de menor valor. Los padres suelen tener presupuestos limitados para comprar juguetes y recursos que ayuden al aprendizaje de sus hijos; aun así las aplicaciones no deben ser excluidas de estos presupuestos, ya que pueden ser beneficiosos para el juego, la creatividad y el aprendizaje.

Si solamente descargas aplicaciones gratuitas, entonces que no tendrás acceso a algunas aplicaciones de gran calidad que han sido diseñadas especialmente para los niños en edad preescolar. Además, las aplicaciones gratuitas tienen a menudo anuncios pop-up o publicidad dentro de la aplicación, que puede estorbar su desempeño. Hay algunas aplicaciones gratuitas de buena calidad (las aplicaciones de CBeebies son gratuitas y en nuestras investigaciones se detectó que éstas promueven un amplio rango de juego y creatividad). Pero, en general, comprar una aplicación de vez en cuando como si fuera un juguete o un libro, le dará a tu hijo acceso a un amplio rango de aplicaciones muy beneficiosas para los niños en edad preescolar.

Adicionalmente, así como disfrutas eligiendo juguetes y libros ilustrados para niños, debes asegurarte de que tu niño tenga una variedad de tipos de aplicaciones, de modo que no jueguen los mismos juegos tan repetidamente (un poco de repetición no está mal, pero también tiene que experimentar variedad en los tipos de aplicaciones).

Los distintos tipos de aplicaciones incluyen: juegos que se enfocan en las habilidades iniciales con las letras o los números; aplicaciones que cuentan historias; aplicaciones para la escritura; aplicaciones para dibujar; juegos de resolución de problemas; aplicaciones de referencia que facilitan información.

7. Mira más allá de las aplicaciones

La tableta es un poderoso dispositivo tecnológico que permitirá a tu hijo hacer otras cosas, además del uso de aplicaciones.

Que aprenda a utilizar la función de la cámara para hacer fotografías y videos. Métela en tu bolso cuando vayan a la oficina de correos o al supermercado, por ejemplo, y sácala en los momentos que consideres apropiados para que tu niño haga una fotografía de una placa de la calle, de un autobús o de cualquier otra cosa que le parezca interesante en el vecindario.

Además, hablar acerca de esas fotografías cuando vuelven a casa es otra buena oportunidad para ampliar el lenguaje de tu niño; también pueden ponerlas juntos en una presentación de diapositivas o en un álbum virtual.

8. Vincula la tableta de juego con juegos que no son digitales

Hay un montón de oportunidades para vincular el juego digital con el no-digital.

Hay toda una variedad de peluches, muñecos y robots que pueden ser controlados con aplicaciones. Pero hay otras formas de fomentar el juego conectando lo digital y lo no-digital. Por ejemplo, cuando los niños juegan con sus juguetes de construcción, pueden recurrir a la cámara de su tableta para registrar cada etapa de la construcción y poder luego hacer su recuento posterior.

Con el reloj de cuenta regresiva de una tableta (o de una aplicación) se puede medir el tiempo de las carreras, bailes, juegos de los niños, y así sucesivamente.

9. Apaga la tableta antes de ir a la cama

Algunas investigaciones sostienen que los patrones de sueño en los niños que interactúan con pantallas justo antes de dormir se interrumpen debido a la supresión de la melatonina.

Aunque los libros electrónicos pueden resultar muy atractivos para tu niño, no es mala idea volver a los libros de papel –con imágenes– al momento de leer un cuento antes de dormir, y más a la luz de estos hallazgos recientes.

**10. Habla acerca de tu niño y las tabletas **

Una parte importante del aprendizaje sobre la crianza de los niños proviene de hablar con otros padres y compartir ideas. Los consejos y orientaciones relacionados con los aspectos no digitales de crianza nos pasado de generación en generación, pero, dado que la tecnología es algo relativamente nuevo, todavía hay un montón de asuntos por resolver.

Si compartes con otros padres las estrategias útiles que has desarrollado o las excelentes aplicaciones que has encontrado, ayudarás a la generación de una conciencia colectiva sobre las buenas prácticas que pueden ser desarrolladas.

Los hallazgos se basan en un proyecto de investigación emprendido por las Universidades de Sheffield y Edimburgo, en asociación con CBeebies, la empresa de medios para niños Dubit, el Foundling Bird y la Escuela Primaria Monteney, en Sheffield. El reporte completo puede hallarse en Tecnología y Juegos.